¿Podemos eliminar un Tatuaje o es para siempre? - tattoo me - Fuengirola - Tatuajes - Piercings - Micropigmentación
Explicación, proceso y técnica para la eliminación y cobertura de tatuajes
borrar tatuaje, eliminar tatuaje, cubrir tatuaje, láser, fototermólisis, sistema linfático, gánglios linfáticos, pigmentos tatuajes, moléculas pigmentos, sesiones láser, cover tatuaje,
1383
post-template-default,single,single-post,postid-1383,single-format-standard,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

¿Podemos eliminar un Tatuaje o es para siempre?

¿Podemos eliminar un Tatuaje o es para siempre?

Afortunadamente para todos, a día de hoy los tatuajes pueden ser eliminados de forma definitiva o parcial, más adelante explicaremos por qué.
Los técnicos en láser deben dar información previa al comienzo de las sesiones sobre efectos secundarios , tiempo que debe transcurrir entre sesión y sesión, advertencias y cuidado posteriores a la realización de la sesión y el paciente debe firmar una hoja de consentimiento.
Según el fototipo de piel el técnico utilizará una energía u otra.

¿Cómo se eliminan los tatuajes?

Es con lo que se conoce por FOTOTERMOLISIS SELECTIVA.
Lo que sucede es que la energía impacta sobre la piel del paciente y se transforma en calor al ser adsorbido por los pigmentos. Este calor consume la estructura de los pigmentos fragmentándolos y estos se eliminan por el sistema linfático.

En cada sesión deberemos utilizar unas gafas adecuadas para el tratamiento y nunca podremos mirar la luz del láser directamente.

Aquellas personas que deseen no ver más su tatuaje viejo o mal hecho lo podrán eliminar hasta un 98%,en un máximo de 12 sesiones, siempre hay excepciones.
Aquellas personas que piensen en un cover bajaran el tono de su tatuaje para poder realizar un cover.

¿Todos los tatuajes se eliminan de igual manera?

No. Todo va a depender del color, tamaño, localización, profundidad y antigüedad.
Hay colores como los azules claros y verdes que son más difíciles de eliminar que por ejemplo los azules oscuros casi negros.
Si el tatuador era amateur seguro será más fácil de eliminar que el de un profesional.
La zona donde se encuentra el tatuaje a eliminar también influye, por la situación de los ganglios linfáticos, es más fácil que se elimine de un brazo a una espalda por ejemplo: cuánto más cerca de esos ganglios, más rápido se adsorven las moléculas de pigmentos fragmentados.